Usted está en: Inicio / Todas las noticias / Noticia
.Inicio
.Todos los artículos
.Todas las noticias
.Directorios de empresas
.Ferias y eventos
.Recursos
.Enlaces
.Politica de privacidad
.Aviso legal
.Sitiosolar en français
.....................................

 

NOTICIAS

México- Desarrollan persianas que se abren y cierran en función de la temperatura ambiente

 

2 de Julio de 2009

Los investigadores Jacinto Cortés Pérez y Alberto Reyes Solís, de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón de la UNAM han desarrollado una persiana inteligente que se abre y cierra en función de la temperatura ambiente. Este sistema puede ser muy adecuado para edificios sustentables que ahorran energía.

Las persianas llevan incorporadas un material denominado “con memoria de forma” hechos en Cobre, Aluminio y Berilio y producido en México por la FES y la UNAM . Los materiales con “memoria de forma” una vez que han deformado recuperan su forma original con un cambio de temperatura. En el caso de las persianas, cuando la radiación solar incide en las láminas de memoria, estas se dilatan y hacen girar un engrane que provoca que se abran. Cuando la temperatura vuelve a bajar, las láminas se enfrían y se contraen recuperando su tamaño inicial y volviéndose a cerrar. De esta forma las persianas se abren en la mañana con la radiación solar, cuando la temperatura supera los 15 grados centígrados, y se cierran en la noche cuando la temperatura baja de los 8 grados.

Con estas "persianas inteligentes", es posible optimizar la captación de la energía solar en edificios con arquitectura solar pasiva y minimizar las pérdidas durante la noche, obteniendo así importantes ahorros en sistemas de climatización. De esta forma el calor que ha ganado el edificio por el día se puede mantener en mayor medida durante la noche. También es técnicamente posible emplearlos para impedir que entre un exceso de calor en áreas calurosas y evitar el uso de sistemas de aire acondicionado muy contaminantes y caros.

Existen en la actualidad persianas que realizan funciones similares, sin embargo requieren de sistemas muy complejos y consumen electricidad. Este sistema en cambio es enteramente mecánico y funciona exclusivamente con la radiación solar que recibe, con lo que no tiene costo alguno en su funcionamiento.

Los investigadores que han desarrollado el sistema, están a la espera de recibir apoyo económico para desarrollar más prototipos y después empezar a testarlos en viviendas con el fin de darles una salida comercial.