Dos ejemplos de calentadores solares termosifónicos instalados en Puebla (México)

Los calentadores solares son quizá el recurso de energías renovables más extendido y empleado en México a nivel doméstico.

Si bien resulta difícil ver de forma cotidiana paneles solares fotovoltaicos o minigeneradores eólicos instalados en las casas mexicanas, no ocurre lo mismo con los calentadores solares que ya empiezan a ser habitualmente vistos en las azoteas de las viviendas de todo tipo. Estos sistema termosifónicos son los más adecuados en amplias zonas de méxico, ya que resultan económicos, eficientes y adecuados para el clima de buena parte del país

Las dos instalaciones que se van a comentar se hallan muy próximas entre si. Se trata de un calentador solar instalado en un pequeño hotel en el pueblo de Tonantzintla y de otro en una casa particular en el cercano pueblo de Tlaxcalanzingo. Ambas localidades se hallan a pocos kilómetros de la ciudad de Puebla, en el estado del mismo nombre.

La bonanza del clima del estado de Puebla, con su potente radiación solar y sus temperaturas suaves durante todo el año, permiten una amplia difusión de este método.

El clima en Puebla

El elemento que define la posibilidad de emplear o no un sistema solar termosifónico para el calentamiento de agua viene dado por el clima. Se requiere que no existan posibilidad de heladas o, si el calentador solar dispone de algún mecanismo antiheladas, que estas sean cortas y débiles.

El clima de la zona donde están instalados los calentadores solares comentados es el característico de la altiplanicie central mexicana. Este clima viene condicionado por su latitud intertropical (en torno a los 19ºN), su elevada altitud de en torno a los 2100 metros sobre el nivel del mar y su factor de continentalidad (en el centro de la mesa central mexicana y rodeado de montañas)

Realmente en Puebla solo se puede hablar de dos estaciones: la estación seca y la estación húmeda. La estación seca va desde el mes de Octubre hasta el de Junio correspondiendo el resto de meses a la estación lluviosa.

Durante la estación seca, los meses de invierno en el hemisferio norte son de tiempo muy suave con temperaturas diurnas que superan los 20 grados y que pueden descender hasta los 5 grados en la noche, bajando solo muy ocasionalmente por debajo de ese valor. En el final de la temporada seca (Abril, Mayo) el tiempo es caluroso con temperaturas que llegan a alcanzar los 30 grados.

Durante la temporada lluviosa, el tiempo es en general más fresco. Las mañanas son generalmente soleadas con un desarrollo de nubosidad en el transcurso del día y fuertes tormentas en las tardes y noches.

Tabla temperatura medias puebla

La radiación solar es intensa durante todo el año. En Diciembre y Enero la relativa menor intensidad de radiación solar queda compensada con la falta de nubes por la estación seca, lo que permite muchas horas de captación solar. En Julio y Agosto en contra la radiación solar es muy potente pero llega más desigualmente a la superficie terrestre debido a las nubes que se van desarrollando durante el día.

Se da la paradoja de que es en los meses en los que la radiación solar es más potente, en los que es posible que algún día la captación no sea suficiente para calentar el agua debido a las lluvias. No obstante en general los días en los que esto ocurre son pocos. Se estima que con un calentador solar es posible obtener una sustitución de gas para calentar agua en un porcentaje superior al 80%.

radiacion solar en Puebla

Gráfica medias de incidencia de radiación solar en Puebla

Por otro lado el tipo de edificación característico de la zona facilita la instalación de calentadores solares. Son habituales en la región las casas con cubiertas planas que simplifican en buena medida la instalación de los equipos.

Otra ventaja es la estructura urbanística de las ciudades mexicanas en la que la mayoría de los edificios no sobrepasan los dos niveles, lo que evita que haya disparidad de alturas y que unos inmuebles puedan proyectar sombras sobre otros. La gran mayoría de las azoteas reciben una cantidad de radiación solar más que suficiente para el funcionamiento de los calentadores solares.




Instalación de calentador solar para agua caliente doméstica en Tlaxcalanzingo

El primer caso es el calentador instalado en Tlaxcalanzingo, (Puebla). La familia Galeote instalo un calentador solar en la azotea de su casa. Esta familia, que se dedica fundamentalmente a la construcción de casas y que tiene una pequeña granja, consta de 6 miembros y todos ellos disfrutan de agua calentada por energía solar.

 instalacion familia galeote1

calentador solar en Puebla

El calentador solar se halla conectado en serie con un calentador de gas de apoyo para los casos en que, por una necesidad de agua caliente más elevada de lo normal o a que por un exceso de nubosidad, no se pueda captar la suficiente energía solar.

El calentador que se instaló fue fabricado de forma artesanal por la empresa poblana Heliosfer. Se trata de un equipo con 4 m2 de superficie de captación y con un depósito de 200 litros

Si se considera que existen equipos fabricados por esta empresa que aún están en funcionamiento tras 20 años continuos de uso y estimándose un periodo de recuperación de la inversión realizada es de 1.5 años en concepto de ahorro de gas, se puede ver con claridad la gran inversión en ahorro económico y de contaminación ambiental que se realizó

La recuperación de la inversión considera que el precio del gas que se dejará de comprar igualará al dinero que se invirtió en el calentador solar.

Instalación de calentador solar en hotel Villa Tonantzintla.

El Hotel “Villa Tonantzintla” situado en Tonantzintla (Puebla) dispone también con un calentador solar. Este equipo cuenta con una deposito de almacenamiento de 300 litros y con una superficie de captación de 6 m2. No pudimos averiguar quien fue el fabricante de este equipo.

En este caso el calentador solar está pensado como apoyo al calentador de gas. Según estimó el encargado del establecimiento, que afirmó no estar muy familiarizado con esta tecnología, con el calentador solar se conseguía un ahorro de gas de en torno al 20-30% con el hotel lleno. Es de esperar que con menor ocupación el porcentaje aumentase significativamente

Según algunas estimaciones el equipo se amortizara (se pagará con el ahorro de gas) en torno a 1 y 2 años

Hotel Tonantzintla

calentador solar en hotel

El hotel “Villa Tonantzintla” ha apostado por el empleo de esta energía limpia para lograr un importante ahorro económico así como contribuir a un mayor respeto al medio ambiente. Con esta instalación se demuestra la versatilidad de los calentadores solares que, aún siendo una tecnología sencilla, permite su aplicación en muchos sectores.


[table “35” not found /]

[table “22” not found /]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.