Instalación solar térmica en tortillería de maíz en Puebla, México.

En la orilla de la carretera federal a Atlixco, una de las vías de acceso de la ciudad de Puebla (México), se encuentra la tortillería La cruz. Esta tortillería cuenta con un sistema solar térmico que proporciona parte de la energía necesaria para el desarrollo de su actividad; la producción de tortillas de maíz.

La tortillería La Cruz es una de las varias por todo México, que han decidido aprovechar el Sol como fuente de suministro de energía, al amparo de un proyecto de promoción del gobierno de México denominado “Mi tortilla”, que busca mejorar los procesos de fabricación de la tortilla de maíz. Este programa, por medio de la instalación de sistemas solares térmicos y de otros procedimientos, tiene el doble objetivo de lograr un menor impacto ambiental de este tipo de establecimientos a la vez que el de ampliar el margen de beneficio de los productores.

tortilleria la cruz

Vista de la tortillería

La tortilla de maíz y su importancia como alimento básico

La tortilla de maíz es un producto básico de la alimentación cotidiana en los países de herencia cultural mesoamericana. Actualmente, es ampliamente consumida en México, Guatemala, el Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Honduras. Este alimento, altamente nutritivo y económico, tiene su origen en las primeras fases de la civilización mesoamericana y se utiliza no sólo en la elaboración de los famosos tacos, sino que también juega un papel protagonista en la preparación de otros muchos platos populares de la región (como enchiladas, entomatadas, sopes, gorditas, chilaquiles, tostadas etc.) o simplemente como acompañamiento en una función equivalente a la que el pan de trigo juega en otras regiones del mundo. También, la masa con las que se elaboran las tortillas, que habitualmente se compra de igual manera en las tortillerías, se emplea para la elaboración de otra enorme cantidad de especialidades culinarias (tamales, atoles, tlacoyos, etc…).

Al día se producen millones de kilos de tortillas en México y centroamérica, ya sea por procedimientos tradicionales caseros o bien a través de modernas maquinarias de elaboración capaces de producir miles de unidades al día. La mayoría de los establecimientos de venta de tortillas son pequeños negocios de suministro local, como es el caso de la tortillería La cruz.

tortillas de maiz

Tortillas de maíz

 El uso de la energía solar en la producción de tortillas y masa en la tortillería “La cruz”.

La práctica totalidad de la instalación solar de la tortillería se localiza en la cubierta plana del local. Se trata de un sistema termosifónico, localmente denominado calentador solar, que consta de dos grandes colectores de tecnología de tubo de vacío y 3 tanques de almacenamiento de agua termoaislados.

azotea con colectores solares

Conjunto de colectores y depósitos en la tortillería

En la tortillería, el calor captado por los colectores solares es usado como aporte energético básico para elevar la temperatura del agua en la que se hierve el maíz, junto con un poco de cal, en un procedimiento clave para la elaboración de la tortilla, denominado nixtamalización. La Nixtamalización fue inventada (o descubierta) hace milenios por los pueblos mesoamericanos y tiene como objetivo ablandar los granos de maíz secos para hacerlos más fáciles de moler. A la vez, este proceso mejora de forma muy importante las características nutricionales del maíz, ya que aumenta de forma considerable su valor proteínico y de esta forma lo hace más completo. Con la nixtamalización del maíz, se evita una serie de enfermedades y carencias nutricionales que surgen en la alimentación que tiene como base el maíz al natural, sin procesar de esta forma.

maiz nixtamalizado

Contenedor con maíz nixtamalizado

En el esquema de funcionamiento de la instalación solar en la tortillería la Cruz, el agua se precalienta en los colectores a una temperatura de entre 75ºC y 86ºC. Esta agua caliente se hace pasar a continuación por un calentador de gas que es el encargado de aportar la fracción de energía complementaria para alcanzar una temperatura de cocción final de entre 95ºC y 100ºC.

Este precalentamiento solar, aunque por si sólo no es suficiente para cocer el maíz, supone un aporte muy importante de energía y permite un ahorro notable de combustible. No resulta igual elevar la temperatura del agua en un calentador de gas hasta los 100ºC, partiendo de 80ºC, que hacerlo partiendo de 15ºC. El salto térmico en el primer caso será de sólo 20ºC, siendo en el segundo de 85ºC. En conclusión, hará falta quemar mucho menos gas para elevar la temperatura del agua precalentada en los colectores solares que la tomada fría directamente de la red. Al elevar la temperatura del agua en buena medida por medio de una fuente de energía gratuita como es la energía solar, en vez de hacerlo enteramente con gas, se obtiene un ahorro económico y de emisiones de gases contaminantes muy importante.

Una vez que el maíz está cocido y nixtamalizado y que se ha procedido a retirar las cáscaras de los granos, es llevado al molino industrial, en el cual se muele y se confecciona la masa. Esta masa es llevada luego a la máquina tortillera, la cual la procesa, la corta, la da forma de tortilla y la cuece.




Características técnicas y rendimiento del equipo.

Los colectores solares de tubo de vacío, cuentan con un total de 100 tubos, que conforman una superficie total de captación neta de 10.4 metros cuadrados. Los 3 depósitos tienen una capacidad de 802,6 litros, lo que unido al agua contenida en los tubos y en las canalizaciones que juntan los distintos componentes, hacen un total de 1.114 litros. El conjunto de la instalación (colectores y depósitos) ocupa una superficie de 13.47 m2.

El sistema de calentamiento solar se coloca en serie con el calentador de gas (que recordemos es el encargado de aportar la fracción de energía calorífica complementaria para hervir el maíz) y desde ahí a las canalizaciones de consumo.

colectores solares tubo vacio

Colectores solares

depositos calentadores solares

Depósitos de almacenamiento del agua

Según indicaciones ofrecidas por los empleados del negocio, el equipo solar es capaz de proporcionar cada 3 días un volumen de agua precalentada a entre 75ºC y los 86ºC, necesaria para realizar la nixtamalización. El aporte de calor solar gratuito, hace que las compras de gas que requiere la tortillería para funcionar, se reduzcan aproximadamente a la mitad, es decir que el sistema solar tiene una cobertura aproximada del 50% de los requerimientos energéticos para la nixtamalización.

La amortización de equipos termosifónicos para el calentamiento de agua con fines domésticos en la región central de México se estima que es de entorno a los dos años. Es decir, la cantidad de dinero acumulada que se deja de gastar por no usar tanto gas gracias al equipo solar, iguala a la empleada en la compra del equipo solar en aproximadamente 2 años. Considerando que un equipo de calentamiento solar correctamente mantenido, puede llegar a tener una vida de entorno a los 15 años, el periodo por el cual se puede usar el equipo solar obteniendo un ahorro neto de energía, y por tanto de dinero, puede ser de más de 13 años. Es perfectamente posible considerar que para una instalación de estas características, el periodo de amortización pueda ser semejante o menor, ya que en instalaciones más grandes la amortización tiende a realizarse en menos tiempo. Por otro lado, también hay que tener en cuenta que la actual tendencia general de los precios de los combustibles fósiles, entre los que se encuentra el gas, es hacia el aumento, lo que puede acortar aún más el periodo de amortización del equipo.

Esta menor dependencia de los combustibles fósiles en la elaboración de las tortillas, además del claro beneficio medioambiental que supone, tiene otros sociales, ya que hace que el precio de la tortilla de maíz se haga considerablemente menos vulnerable a las posibles fluctuaciones del precio del gas, al tiempo que permite potencialmente una bajada del precio de la tortilla y a la vez que de un mayor margen de ganancia para el pequeño productor.



Curso de Energía Solar Térmica
Estudios Abiertos SEAS
Este curso aporta los conocimientos necesarios para diseñar, dimensionar, instalar y mantener instalaciones de energía solar térmica, tanto para edificios de viviendas unifamiliares y multifamiliares, como para hoteles, hospitales o fábricas
Precio: consultar, 150 horas. 6 ECTS..
Curso online





Experto en energía solar
Estudios Abiertos SEAS
Al finalizar el programa, el alumno estará capacitado para dimensionar instalaciones para cubrir las necesidades energéticas, bien eléctricas o de Agua Caliente Sanitaria
Precio: consultar, 900 horas. 36 ECTS
Curso online

Un pensamiento en “Instalación solar térmica en tortillería de maíz en Puebla, México.

  1. erika rivera

    me gustaria me dijeran el costo de este equipo y me enviaran mas informacion

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.