La energía eólica

La energía eólica es junto con la energía solar la fuente de energía renovable que más desarrollo ha tenido en los últimos años en el mundo.

El viento es por definición el aire en movimiento. Este movimiento se produce cuando el sol calienta de manera desigual dos zonas del planeta. El calor provoca que el aire se dilate, de esta manera el aire de la zona mas calentada se dilata y se expande hacia las áreas de aire mas frío y denso ( menos expandido). Es este movimiento de intercambio de tipos de aires lo que se denomina “viento”.

aerogenerador

 

Por la forma natural esférica del planeta, la energía solar llega de forma desigual a las distintas áreas de la tierra, siendo máxima en los trópicos y mínima en los polos. Esto significa que siempre se establecerán corrientes aire, por lo que el viento resulta un recurso seguro y renovable que puede aprovecharse

Se considera que alrededor de un 2% del calor del Sol que llega a la tierra se convierte en viento y de éste sólo una fracción, de velocidades comprendidas entre 5.0 y 12.5 m/s, es aprovechado por los aerogeneradores para ser transformado en energía eléctrica. Pese a estas aparentes limitaciones, las posibilidades de la energía eólica son muy grandes, constituyendo un recurso muy importante.




El aprovechamiento del viento es una práctica utilizada ya desde la antigüedad. Persas y mongoles tenían proyectos de aprovechamiento para el riego y otros usos.
También durante siglos los molinos de viento fueron utilizados en Europa para la molienda del grano. Hasta épocas recientes y desde muy antiguo, el viento fue la principal fuente de impulso en el transporte marítimo y aun hoy es aprovechado para ese fin. En la época industrial la fuerza del viento es empleada para producir energía eléctrica, tanto en grandes centrales eólicas, como en pequeñas instalaciones de uso doméstico.

El elemento que transforma la fuerza del viento en energía eléctrica es el aerogenerador que consta de una serie de palas que son movidas por el viento. Ese movimiento es transmitido a una bobina que lo transforma en electricidad. Este mecanismo se suele colocar en alto, apoyado sobre una torre para evitar obstáculos orográficos.

Atendiendo a las dimensiones y capacidad de producción energética, existen tres tipos básicos de instalaciones eólicas: macroeólicas, minieólicas y microeólicas

-Instalaciones macroeólicas- Clasificamos en este apartado a los parques eólicos, en los que grandes generadores producen potencias eléctricas que van desde los 500 KW hasta los 2000 KW que son capaces de generar los mas modernos instalados. Estos aerogenerador tienen un diámetro de palas de entre 40 y 80 metros y para evitar las turbulencias de los accidentes geográficos se colocan a alturas de hasta 100 metros. Estas instalaciones se colocan en zonas propicias de abundante viento, ya sea en tierra o en el mar, según estudiadas disposiciones para evitar interferencias del flujo de unos aerogeneradores sobre otros.

-Instalaciones minieólicas- Son las instalaciones de menor potencia que las anteriores con turbinas de capacidad productiva de entre 30 KW y 120 KW aproximadamente. Suelen tener una finalidad concreta como por ejemplo la extracción de agua subterránea.

-Instalaciones microeólicas- Son aquellas cuyas turbinas tienen una capacidad de generación inferior a los 30 KW. Son los apropiados para fines domésticos y para el autoabastecimiento suelen ser excelentes en combinación con otras fuentes energéticas renovables como puede ser la fotovoltaica. Al igual que con esta última existe la posibilidad de vender los excedentes energéticos a la red eléctrica general.


[table “21” not found /]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.