Las piscinas naturales

La alternativa saludable, natural y ecológica a las piscinas convencionales purificadas con cloro.

¿que son las piscinas naturales?

Las piscinas naturales son un tipo de piscina diferente al convencional en el que se emplean métodos biológicos y naturales para filtrar el agua y mantenerla en condiciones saludables para el baño. Con esta técnica se evita el uso del cloro y otras sustancias que son contaminantes a la par de poco saludables para el bañista.

También hay que destacar el gran efecto ambiental y decorativo que producen en el emplazamiento en el que se encuentran. ya que este tipo de piscinas presentan una apariencia mucho más natural, más próxima a los espacios de agua que se pueden encontrar en la naturaleza.

Piscinas naturales 3

Foto cortesía Bionova Piscinas Naturales

La primera piscina natural se construyó en 1980 en Austria. Su creador fue DI Werner Gamerith quien, cansado de la irritación y la resequedad en la piel que le producía el cloro utilizado para eliminar las algas del agua de su piscina convencional, se decidió a crear una piscina totalmente natural que recreara los principios naturales que hacen que el agua de los ríos y los lagos en estado naturales se mantengan limpios. Desde entonces la técnica de piscina natural se ha difundido mucho por diversos países de Europa, siendo ya una técnica habitual en piscinas particulares y públicas de países como Austria y Alemania

¿Cómo funcionan las piscinas naturales?

En realidad lo que se hace en una piscina natural es establecer un pequeño ecosistema acuático entre diferentes seres vivos imitando al que se establece en los cursos naturales de agua. Con ello, al entablar un equilibrio entre seres vivos, se evita la proliferación excesiva de microalgas, así como de microorganismos nocivos, manteniéndose el agua de baño tal como se mantiene en los ríos que no tienen interferencia humana, es decir limpia y saludable

En su mecanismo de limpieza de agua, las piscinas naturales usan un sistema denominado fitodepuración, en el cual se lleva a cabo a través de los siguientes elementos:

Las plantas acuáticas, captan buena parte de los nutrientes del agua evitando en buena medida que estos sirvan para alimentar las microalgas. Esto se realiza a través de una serie de microorganismos que ellas mismas fomentan y que , a la vez que oxigenan la agua, descomponen los elementos orgánicos presentes en el agua en nutrientes para las plantas.

Piedras, arenas, gravas– Estos elementos filtran el agua y retienen partículas sólidas que pueden servir de nutrientes para las microalgas. También sirven de sostén a las plantas acuáticas.

Piscinas naturales 4

Foto cortesía Bionova Piscinas Naturales

 Sistema de circulación del agua– El sistema de circulación mantiene el agua en movimiento, oxigenándola y haciéndola circular por la zona de purificación donde se encuentran las plantas y las piedras. También, esta circulación constante del agua inhibe la puesta de larvas de mosquitos y otros insectos a la vez que favorece su rápida eliminación en caso de llegar a producirse.

Existen también filtros que pueden servir tanto para potenciar y/o complementar el efecto depurativo del resto de elementos. Estos generalmente están situados en el sistema de circulación de la piscina.




Esquema y diferentes tipos de piscinas naturales.

Las piscinas naturales cuentan con dos áreas diferenciadas;

Por un lado está el área de baño, que es la parte de la piscina con cierta profundidad en la cual es posible realizar el nado.

Por otro encontramos la parte de la depuración que es el área de baja profundidad donde vegetan las plantas acuáticas, y donde se encuentra el resto de elementos que limpian el agua. Esta área supone de media entre el 30% y el 50% de la superficie total de la piscina.

Partiendo de esta base común a todas las piscinas naturales, existen distintas configuraciones en función del tamaño, del uso que vayan a tener o de las preferencias personales del propietario de la misma. Cada empresa instaladora de este tipo de piscinas tiene sus propios modelos aunque a modo de síntesis podemos hacer el siguiente esquema:

Piscinas con área de baño y zona de depuración en el mismo vaso– Este tipo de piscinas incluyen las zonas de baño y depuración en el mismo vaso. Para ello se elige una o varias de las orillas para hacer una zona de poca profundidad en la cual se colocan las plantas.

Piscinas naturales 1

Foto cortesía Bionova Piscinas Naturales

Piscinas con vaso de depuración y de baño separadas– En estos casos la zona de baño y la de depuración están en dos vasos diferentes. Así la zona de baño esta en una piscina que puede tener perfectamente un aspecto convencional depurándose el agua en otro vaso pequeño de poca profundidad que este próximo y que puede integrarse perfectamente en el jardín como un estanque. Entre ambos vasos existe una circulación del agua.

Este esquema ha sido utilizado en las piscinas públicas de grandes dimensiones en Alemania y Austria.

Piscinas naturales 5

Foto cortesía Bionova Piscinas Naturales

Piscinas Híbridas– Este tipo de piscinas cuentan con una zona de depuración en el mismo vaso del área de baño y aparte, complementando a la primera, con otra próxima pero en un vaso independiente. Ambos vasos están comunicados, haciéndose circular el agua entre ellos para que se purifique.

Piscinas naturales 6

Foto cortesía Bionova Piscinas Naturales

El mantenimiento de las piscinas naturales

El mantenimiento de las piscinas naturales es similar o incluso menor que el de las piscinas convencionales.

Entre las actividades del mantenimiento, es necesario realizar un cuidado ocasional de las plantas del área de depuración. Por ejemplo después del invierno, aunque se escogen especies que aguantes el frío local, puede ser necesario cambiar o sustituir alguna de ellas. También, puede ser necesario podar el jardín acuático de vez en cuando.

Por otro lado, será recomendable realizar una o dos limpiezas a fondo al año para retirar restos que hayan podido quedar en el fondo y así ayudar a mantener el agua cristalina.

Las piscinas naturales no necesitan cambiar el agua, manteniéndose durante todo el año limpias y saludables. Además, dado que en las piscinas naturales se crean un ecosistema propio que toma algo de tiempo en constituirse, no solo no es necesario cambiar el agua, sino que también es contraproducente hacerlo, ya que supondría iniciar el proceso cada vez que se hace. Esta característica, ahorra agua, energía, dinero y esfuerzo.

Si la piscina está correctamente dimensionada e instalada, el sistema se regula de forma automática con poco mantenimiento, permitiendo una calidad del agua excelente en todo momento,

Transformar una piscina convencional en una natural.

Un aspecto muy atractivo de este tipo de piscinas es que existe la posibilidad de transformar prácticamente cualquier piscina convencional en una natural.

Con ello se consigue, además de disfrutar de una piscina saludable, constituir un bonito jardín acuático que se complementa e integra con el convencional. Según los instaladores de Bionova, uno de los instaladores más reputados del sector, la zona de depuración del agua en estos casos deberá ocupar una superficie entre el 80% y el 100% de la de baño, pudiendo estar aparte del vaso de baño o dentro del mismo.

Si no se desea ocupar más terreno que el que ocupa la piscina convencional, , siempre se puede reducir el área de baño e integrar el jardín acuático dentro del área ya destinada a la piscina. Otra alternativa podría ser sustituir parte del jardín llamémosle “seco” por otro acuático que sirva de depuradora de la piscina.

Aparte de la constitución de la zona ajardinada de depuración, sería necesario cambiar la fontanería de la piscina para establecer un circuito nuevo que recircule el agua hacia los elementos limpiadores naturales.

 Características particulares de las piscinas acuáticas.

Las piscinas naturales tienen una serie de particularidades diferentes con respecto a las convencionales entre las que se encuentran los aspectos relativos a:

La claridad del agua-. Al establecerse un ecosistema de la nada, este toma cierto tiempo, entre 1 y 2 años, para estabilizarse totalmente. Sin embargo, esto no significa que no pueda usarse desde el primer momento, solamente que el agua no será cristalina, aunque si saludable, en estos periodos iniciales. No obstante, existen filtros especiales que limpian el agua y aceleran el proceso de estabilización del ecosistema desde el primer momento

En realidad, el mantenimiento del agua cristalina en una piscina natural, no es algo tan importante en lo relativo a la salubridad del agua. La presencia de un pequeño nivel de microalgas no ha de ser considerado negativo. Las microalgas son en definitiva vegetales unicelulares y en equilibrio resultan benéficos. El problema viene cuando existe un exceso de microalgas ya que estas circunstancias puede trae aparejado la proliferación de patógenos en el agua. La presencia de un equilibrado nivel de microalgas no es perjudicial, tal como sucede en ríos y lagos sanos. En cualquier caso con una correcta limpieza del fondo de la piscina es posible mantener el agua cristalina durante el periodo de baño.
Diseño y dimensionado de los elementos– Cada piscina ha de ser diseñada individualmente tomando en consideración diversos factores tales como el uso que se le vaya a dar, numero de bañistas habituales, su exposición al sol, así como cualquier otro factor que pueda aportan nutrientes y energía para el desarrollo de microalgas y por lo tanto afectan al equilibrio del sistema que se pretende crear.

En cualquier caso el agua de las piscinas naturales siempre va a ser más saludable que las de las piscinas convencionales.

Animales acuáticos en las piscinas naturales– La calidad del agua es tan buena, que resulta posible la presencia de peces en la piscina. La presencia de este tipo de fauna en el agua supondría tener que aumentar los niveles de depuración, ya que aportan nutrientes que deben considerarse y equilibrarse, pero resulta perfectamente posible.

Las características de las piscinas naturales, sobretodo de las zonas de depuración, puede suponer un ambiente ideal la aparición espontánea de alguna rana. Estas raramente molestarán al bañista, ya que tenderán a huir de el. Por otro lado las ranas ayudarán a controlar la proliferación de insectos en el jardín.

Disfrute de la piscina durante todo el año. Una gran ventaja de las piscinas naturales es que son disfrutadas durante todo el año. Si bien en invierno por la climatología del lugar pueden no ser usadas para nadar, su hermoso aspecto y el ambiente que crean permiten beneficiarse de ellas durante todo el año.


[table “40” not found /]

[table “28” not found /]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.