Project CASA, la propuesta para tornar sostenibles espacios urbanos de México D.F.

Resultado de la participación de un equipo de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México) en el Solar Decatlón 2014 de Versalles.

 

CASA

El objetivo de Project CASA es reformar viviendas ya construidas y con ello amplios espacios urbanos de México DF para mejorarlos desde diversos puntos de vista; reduciendo su impacto ambiental, cambiando su relación con el uso y abastecimiento del agua, mejorando la calidad de vida de los habitantes, articulando espacios de convivencia o incluyendo espacios con vegetación.

El contexto urbano en el que se aplica la propuesta

La propuesta Project CASA, como punto de partida, se basa en un espacio concreto de la megalópolis mexicana, que se utilizo como modelo. Se trata de Unidad Habitacional Vicente Guerrero (UHVG) ubicada en la delegación Iztapalapa. No obstante la problemática socioeconómica, educativa, cultural y política que afecta a este sector de la ciudad es común a otros amplios espacios del área metropolitana de la ciudad, por lo que se puede decir que las soluciones de la propuesta Project Casa son aplicables a muchos otros barrios y sectores de la capital de México.

En definitiva se trata de dar soluciones a un contexto urbano masificado (en los que 3 o más personas habitan en un único espacio para dormir), de viviendas de baja calidad en las que predomina el concreto/hormigón y en las que son casi inexistentes los espacios comunitarios y los espacios verdes. Son lugares con dificultades en la disponibilidad de agua, de energía eléctrica, con bajos niveles de seguridad y en los que la comunicación y el transporte es costoso económicamente y en tiempo.

contexto urbano

espacio urbano

Project Casa

Concepción arquitectónica

Este concepto de actuación urbana se basa, más que en realizar viviendas nuevas, en aprovechar (consolidar, reformar y ampliar) las viviendas y los espacios que ya existen. Como base se plantea actuar aprovechando las áreas residuales de la ciudad, como son las azoteas practicables de las propias viviendas, los espacios vacíos entre muros o los predios (solares) vacíos entre edificaciones. En ellos se plantea la superposición, por medio de módulos prefabricados económicos, de nuevas estancias como cocinas, baños, cuartos u otros funcionales que resulten de utilidad directa a los habitantes de las viviendas.

Estos módulos añadidos incluyen su propio soporte estructural que se adapta ,entre las distintas opciones disponibles, a las características particulares del inmueble, de manera que suponen una carga adicional al viejo edificio. En el caso de los módulos de cocinas o baños, estos cuentan además con todos los elementos y componentes (sanitarios, cocinas, fontanería, etc.…) para hacerlos funcionar. Los muros de estos nuevos módulos están fabricados con materiales aislantes que permiten niveles adecuados de bienestar térmico así como el ahorro energético en estas nuevas estancias.

Uno de los aspectos más llamativos desde el punto de vista estético de Project CASA es la disposición de varias cubiertas textiles sobre las paredes y el techo de los edificios. Estas cumplen diferentes funciones. Algunas de ellas colocadas en horizontal sobre el edificio, sirven para recolectar el agua de lluvia para su posterior aprovechamiento. Otras, en vertical, sirven como protección contra el sol, evitando una excesiva ganancia de calor solar en los meses calurosos. Estas cubiertas verticales se pueden plegar para captar la radiación solar en los meses fríos.

Estas cubiertas textiles, al ser de color blanco, cumplen con otra función adicional, la de reflejar la luz solar recibida por el sol, evitando que se produzca el efecto de isla de calor y mejorando las condiciones ambientales del medio urbano de una forma más global.

cubiertas textiles

Otro de los elementos arquitectónicos claves de la propuesta Project CASA es la instalación de escaleras y pasarelas para permitir la comunicación y articulación entre los viejos espacios y los nuevos así como entre diferentes viviendas. Con ello se refuerza la idea de comunidad, sobretodo en los casos en los que se contemple que el baño o la cocina sean elementos comunes a varias casas o cuartos.

Toda la nueva actuación se plantea que este articularla entorno a lugares de uso común que favorezcan la comunicación entre vecinos, la interdependencia mutua y el sentido de comunidad, aspectos estos muy poco favorecidos en la actual configuración urbana

La gestión del agua

Otro de los aspectos interesantes de la propuesta es la relación que se establece con el agua. Por un lado se contempla la recolección de agua de lluvia, la cual una vez filtrada se hace apta para el uso no potable de la misma (lavado de ropa, uso en WC…). De esta forma se asegura de forma autónoma una parte importante del suministro. Este aprovechamiento del agua de lluvia tiene una repercusión importante a nivel urbano comunitario ya que de aplicarse de forma masiva reduciría las inundaciones y balsas de agua que aquejan a amplios sectores de la capital mexicana. Hay que considerar que el valle de México es una antigua cuenca lacustre, que actualmente está cubierta de concreto / hormigón en su mayor parte. Además las precipitaciones se concentran mayormente en la época de lluvias, a menudo en forma de violentas tormentas y aguaceros, lo que acumula importantes cantidades de precipitación en poco tiempo. Esto unido a unas, en ocasiones, deficientes canalizaciones y a que estas además se encuentran obstruidas por la basura, favorece la formación de balsas de agua e inundaciones. La “captura” de una parte importante de esta agua impediría o al menos reduciría este tipo de problemas.

Por otro lado el autosuministro ahorra la energía que sería necesaria emplear para bombear el agua desde las canalizaciones públicas a las viviendas.
Project CASA contempla también el reaprovechamiento del agua empleada en la limpieza. Para ello dispone de una red de humedales artificiales interconectados, que cuentan con vegetales que purifican el agua de lavar y la hacen apta en su uso de nuevo en los WC.

Otro de los aspectos interesantes es la forma en la cual la propuesta Project CASA plantea el bombeo de agua al depósito en altura. Para ello se propone el empleo de una bicicleta. En México, la forma más común de conseguir presión para el interior de la casa consiste en almacenarla en un depósito en altura (tinaco) para que por gravedad fluya a todos los puntos de consumo. La casa a concurso en el Solar Decathlon de Versalles contaba con una bicicleta conectada a una bomba que permitía impulsar el agua recolectada o purificada a su respectivo tinaco empleando exclusivamente la fuerza muscular humana.

bicicleta

Esto se justificaba además por parte de los creadores del proyecto como una forma de fomentar el ejercicio físico (México cuenta con uno de los más altos indices de obesidad del mundo) en un contexto urbano poco propicio para ello.

La energía

Cumpliendo con las normas del Solar Decathlon 2014,  la casa presentada a concurso se alimentaba totalmente con la energía del Sol. Así para el suministro eléctrico la casa contaba con paneles fotovoltaicos instalados en la cubierta (en total compatibilidad con la recolección de agua de lluvia). En total se trataban de 33,71 m2 de paneles solares monocristalinos con una potencia total acumulada de 4.93 KW y una producción anual estimada de 8.817 KWh para un consumo de 6050 kwh. Para el agua caliente, la casa contaba con dos colectores solares y dos depósitos de 150 litros en serie con apoyo eléctrico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.