Solarchill-Refrigerador solar

Solarchill en un modelo de refrigerador que busca proporcionar un método de refrigeración autónomo, económico y ecológico para las sociedades menos favorecidas.

En muchas áreas empobrecidas del planeta existen dificultades para la refrigeración de productos tan básicos como son las vacunas y los alimentos. Solarchill en un modelo de refrigerador producto de la colaboración de diversos organismos internacionales que busca proporcionar un método de refrigeración autónomo, económico y ecológico para las sociedades menos favorecidas y que supere los inconvenientes de otros métodos actualmente empleados.

Métodos de refrigeración habitualmente usados en áreas empobrecidas

En estas zonas se tiende a utilizar 3 distintos modelos de refrigerador; los de queroseno, los eléctricos y los sistemas solares con baterías de plomo. Estos sistemas presentan una serie de desventajas que dificultan el acceso a la refrigeración a muchas sociedades.

En primer lugar hay que considerar que todos estos sistemas necesitan para su funcionamiento de elementos o servicios provenientes de áreas desarrolladas lo que provoca problemas de dependencia en estas sociedades empobrecidas.

En el caso de los refrigeradores de queroseno, surge el problema de la dependencia total de este combustible, de la regularidad de su distribución y de sus fluctuaciones de precio pudiendo no ser accesible para economías deprimidas en un momento dado. Aparte, en su funcionamiento, estos refrigeradores resultan altamente nocivos para el medio ambiente por la gran cantidad de CO2 que emiten a la atmósfera junto a otros contaminantes.

Los sistemas eléctricos presentan el problema de que en muchas zonas la red no es fiable o simplemente este servicio no existe.

El problema de otros sistemas solares actualmente empleados radica en el mantenimiento de las baterías, en sus averías y en que necesitan cambiarse cada cierto número de años, resultando costoso y creando dependencia. Por otro lado las baterías una vez agotadas pueden provocar un fuerte impacto medioambiental si su manejo como deshecho es inadecuado.

En este contexto nace el proyecto Solarchill un modelo de refrigerador alimentado por el Sol y con un sistema de almacenamiento de energía no basado en baterías.

 El origen del proyecto

La iniciativa del proyecto parte de una serie de instituciones públicas, de ONG’s y de organismos dependientes de Naciones Unidas que unieron sus esfuerzos y recursos en el desarrollo del proyecto. Las entidades asociadas son: El instituto de tecnológico danés, la agencia de desarrollo alemana, Greenpeace internacional, la organización de programas tecnológicos para la salud (PATH), el programa de naciones Unidas para el medio ambiente (PNEUMA), el Fondo Internacional de las Naciones Unidas para Emergencias de la Infancia (UNICEF en sus siglas en ingles) y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Otras muchas compañías como las danesas Danfoss y Vestfrost colaboraron con sus conocimientos técnicos durante el desarrollo del proyecto.

Solarchill 3

Solarchill 1

Con la idea de hacerlos lo más accesibles posible, una vez hayan finalizado las pruebas de optimización que se están llevando a cabo en varios países tropicales, la tecnología estará de libre y gratuita disposición para todo aquel que quiera fabricarlos.




 ¿Como funciona la técnica de refrigeración solarchill?

Solarchill cuenta con 3 paneles solares fotovoltaicos de 60 Watios que alimentan un compresor especialmente diseñado para trabajar con corriente continua. El compresor es el encargado de transformar la electricidad proveniente de los paneles en frío.

Solarchill cuenta con un sistema de almacenamiento original, ya que en vez de emplear baterías de plomo al igual que otros modelos de refrigeración solar, almacena directamente el frío en forma de hielo en una serie de compartimentos. Este depósito de hielo esta situado en la parte alta del refrigerador para provocar que el aire frío descienda por gravedad hacia el compartimiento de vacunas o alimentos, (ya que el aire frío es más denso que el caliente y por lo tanto más pesado). Este sistema de circulación natural se apoya en unos ventiladores que ayudan a distribuir el frío cuando los paneles producen energía. El mecanismo se activa o detiene por medio de un termostato que ayuda a mantener la temperatura en los niveles deseados.

Todo el conjunto esta muy bien aislado térmicamente para permitir la conservación del frío en los momentos de débil o nula insolación.

Por otra parte Solarchill se ha dotado de la tecnología greenfreeze desarrollada por Greenpeace en los años 90 en la cual mediante el uso de hidrocarbonos en la espuma aislante y en el ciclo de refrigeración se evita el empleo de fluorocarbonos que perjudican la capa de ozono y contribuyen al calentamiento global.

Con el fin de hacerlo más versátil, Solarchill cuenta con una serie de adaptadores que permiten conectarlo a la red eléctrica así como a cualquier otro generador eléctrico incluidos los eólicos, hidráulicos y otros renovables.

Capacidad de operación de Solarchill

El modelo de refrigerador para vacunas tiene capacidad para mantener la temperatura en el interior del arcón entre los 0ºC y los 8ºC en los ciclos de insolación. En los periodos de baja insolación las temperaturas permanecen por debajo de los 15ºC hasta por 5 días. Estos niveles térmicos permiten una correcta conservación de las vacunas.

No están publicadas por el momento la capacidad de enfriamiento de los refrigeradores para alimentos al estar aún estos en desarrollo.

Los costos del refrigerador solar

El costo económico del refrigerador solar solarchill se estima será de entre 1500 y 2000 dólares ( paneles solares incluidos) lo que lo hace mucho más económico que otros refrigeradores solares para vacunas que existen en el mercado cuyos precios oscilan entre los 3500-4500 dólares.

El desembolso inicial para comprar un refrigerador Solarchill es superior al necesario para obtener uno de queroseno. Sin embargo los refrigeradores de queroseno necesitan de este combustible para funcionar, lo que hace obligatorio el desembolso continuo de dinero durante todo el periodo útil del equipo. Por el contrario el Solarchill una vez comprado asegura un funcionamiento gratuito en cuanto a la provisión de energía.

Un estudio revela que en un tiempo de 5-8 años el gasto económico del equipo de queroseno más el combustible necesario para hacerlo funcionar igualarían al del Solarchill. A partir de ese momento Solarchill resulta netamente más económico. Es preciso considerar que este último cálculo se hizo en un momento en los que el precio del petróleo estaba sensiblemente más bajo que en la actualidad con lo que este periodo podría ser en este momento considerablemente más bajo.

Modelos de refrigeradores solares Solarchill

Solarchill 2

Dos son los modelos de refrigerador que se están creando basados en la tecnología Solarchill:
Refrigerador para vacunas– De 50 litros de capacidad y formato arcón. Especialmente ideado para las campañas de vacunación en áreas rurales con corriente eléctrica poco fiable o desprovista de ella.

Refrigerador para alimentos: de 100 Litros y formato vertical. Apto para la refrigeración doméstica de alimentos en países desarrollados o no desarrollados. También se estudia su aplicación en pequeños comercios. Este modelo está aún en desarrollo.


[table “34” not found /]

[table “22” not found /]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.